Concepto de Ley Financiera de Descuento Compuesto

La ley financiera de descuento compuesto, es aquella norma que se encarga de determinar los diferentes procedimientos inversionistas, que tienen lugar en función de la deducción concerniente a la última etapa económica y al importe teórico del pasivo en vencimiento. La misma establece, cuándo una operación suele ser contraria a la de capitalización; además es diferenciable, porque las ganancias de acuerdo a lo que acontece en los sistemas simples, a partir de cómo se van produciendo, pasan a integrar una porción del capital de partida, acumulándose y generando a su vez utilidades en los lapsos siguientes.

Ley Financiera de Descuento Compuesto

Por otra parte, se encarga de especificar cuál es el régimen de interés o de capitalización compuesta. Dicho procedimiento se conoce, como aquel por el cual las ganancias se agregan al capital, para generar de una forma simultánea nuevos intereses al finalizar cada fase o periodo de tiempo; consecutivamente y por medio de ella, se abre paso la capitalización regular de los mismos. Esto durante la praxis económica, es interpretado por ejemplo, a través del convenio que debe existir entre las distintas sociedades, para que al culminar cada ciclo las utilidades alcanzadas mediante una financiación, en vez de ser liquidadas al prestador se incluyan en el capital, para que su adición logre producir intereses durante el próximo período.

En términos generales, lo que suele facilitar dicho postulado es la acumulación constante de los rendimientos y en base a ello, el lucro alcanzado en cada una de las etapas económicas se deduce, a partir de capitales diferentes (que se van incrementando, porque se agregan los intereses de los lapsos anteriores). Se aplica con regularidad en ejercicios que superan el plazo de un año y que además incluyen: depósitos, retiros, cálculo de las sucesiones de pago (créditos financieros), resumen de financiaciones reales, créditos hipotecarios, proyectos de jubilaciones, por lo general se emplea con más frecuencia en finanzas.

La citada ley cubre la ejecución de las utilidades múltiples y la contraprestación característica con prescripción posterior. Así, el proceso de su establecimiento tiene como propósito la configuración u ordenamiento de un capital, por medio de la elaboración de un proyecto de ahorro y de un programa de inversión. Por lo tanto, dependiendo del caso un capital (Cn) se le resta a una cantidad (d) de descuento mercantil compuesto, solo si el valor de los fondos se deprecia en d unidades pecuniarias por cada cifra y/o lapso, aplicándose dicha cuantía (d) por encima del importe efectivo que se acumula en cada lapso de tiempo. Fórmula determinada por la ley de descuento compuesto:

Cn = (1 – (1-d) – n/360)
Siendo:
Cn = el capital para las prácticas futuras.
n = período en días, desde el instante de la deducción hasta el ejercicio siguiente.
d = la clase de compensación aplicada.

Ahora bien, el valor objetivo del efecto comercial disminuido, queda definido a través de: Ve = Capital final -Valor del Descuento, donde: Ve viene a ser el valor específico y el capital final se obtiene, de la adición del capital inicial y los intereses producidos durante el intervalo de vida de la actuación financiera. En concreto, se realiza la medición del capital final Cn, en base al patrimonio inicial bajo una clase de interés periódico para n lapsos y estos como las ganancias, deben quedar relacionados mediante el mismo patrón temporal. Si la operación se realiza en años, el modelo de interés será anual, al efectuarse tomando en cuenta seis meses, forzosamente será semestral, etc.

La ley financiera de descuento compuesto, por tratarse de un procedimiento reversible y porque además, es compatible con el llamado código financiero de capitalización compuesta
, durante la rebaja equitativa se utiliza como “tasa de descuento”, aplicando la misma clase de interés que se usa en la disminución del monto estipulado por el citado reglamento; o sea, pese a que se cumple la noción de descuento (antelación al término de un patrimonio), se emplea para ello un tipo de interés fijo.