Concepto de TAE de una Operación Financiera

Para las finanzas, esto es una referencia que es orientativa al coste o al rendimiento que es efectivo anual de cualquier producto financiero independientemente de su plaza. El cálculo que tiene una tasa de interés nominal, gastos, las comisiones, los pagos e ingresos, lo que ayuda a que se permita comparar una forma completamente homogénea el rendimiento que muestran los productos financieros diferentes.

TAE de una Operación Financiera


Todas las entidades que usan el TAE (Tasa Anual Equivalente) y el TIN (Tipo de Interés Nominal) para poder presentar toda la rentabilidad de las operaciones financieras.
Esa tasa anual equivalente sirve para que se compare de forma completa en tipos de interés de las múltiples operaciones financieras que tiene periodos de capitalización diferentes, utilizando la misma base temporal anual. Logrando homogeneizar los variados tipos de nominales, gastos, comisiones, periodos de liquidación entre otros. En pocos palabras el interés anual que es generado en una Empresas nominal.

Un tipo de nominal anual fijo, va correspondientes a los distintos valores de TAE en un caso que varié un número en las capitalizaciones que están dentro de un año o si llegan a cambiar los gastos y las comisiones. Como tal TAE no incluye los gastos que el cliente tenga que evitar, un ejemplo de ellos son los gastos de las transferencias de los fondos, haciendo que se abandone a terceros sea persona o empresa, o los gastos que hayan generado por. España comenzó a que se volviera poco a poco obligatorio que el TAE que se encontrara dentro de toda la documentación y la publicidad completa en los productos como de ahorro así como los préstamos.

Cálculo de la TAE


Simplemente un cálculo del tipo de interes, el cual se encarga de anular según el interés compuesto, en donde los interese que son obtenidos se les van remunerando al mismo tiempo que el interés (no se les trasladan o ignoran en el tiempo).
A parte de eso el cálculo de TAE tiene que incluir todos los pagos, metiendo las comisiones u otros costes que sean adicionales, pero obligatorias como lo es la contratación de seguros. Todos esos pagos deben incluir una variación de productos de los productos bancarios que se trate y previamente establecidos.

Se le tiende a calcular por medio de una fórmula matemática que es normalizada tomando en cuenta el tipo de interés que se está utilizando, las comisiones bancarias, frecuente en pagas mensuales, trimestrales, entre otros, ya sean gasto o ingresos. Para que se calcule el TAE se comienza a partir del TIN expresado también en tanto por uno, el cual se le calcula por la siguiente formula descrita:

TAE (1+ r) f – 1
F