Concepto de Unificación de Capitales

La unificación de capitales, no es otra cosa que un tipo de plaza inversionista encargada de todo lo concerniente a la compra y venta de acciones, su fin principal es funcionar como mediadora, orientando los recursos y el ahorro de los inversores. Le concede a los negociantes, la posibilidad de contribuir con el capital de importantes compañías, bajo la categoría de socios. Entretanto, que para cada organización significa, la oportunidad de invertir una porción de sus riquezas entre una cantidad significativa de entes financieros, con el objetivo de lograr la subvención expansiva de la sociedad acreditada.

Unificación de Capitales

La misma tiene como labor, facilitar los convenios entre los órganos financieros y difundir las aclaratorias que necesita el mercado de una manera desafiante, asegurando la eficiencia y claridad dentro de un entorno, que se ajusta a los criterios cabales y a las normas. Hoy en día, dichos acuerdos son maniobrados mediante programas electrónicos fáciles de utilizar desde cualquier empresa y que en ciertas situaciones, están disponibles para el público de forma directa. En cuanto a sus instalaciones, estas plataformas se pueden localizar a nivel mundial, particularmente en las sociedades financieras de relevancia como por ejemplo, las ubicadas en: Hong Kong, Nueva york y Londres.

En la unificación de capitales, participan diversas entidades que actúan como moderadoras de los movimientos que se ejecutan en ella y entre las de mayor importancia están: las firmas transmisoras, también los organismos fiduciarios, las compañías anónimas, el Estado, etc; todas ellas colocan un capital social, con la finalidad de percibir bienes a partir de los futuros negociantes. Por otro lado, la bolsa de valores es la que posibilita la parte operativa; inspeccionando y reconociendo las actividades de los comerciantes y adquirentes, de igual forma exhibe todas las indicaciones que conciernen a las cotizaciones, a los estados financieros y monetarios de cada organización. Los inversores, pueden ser tanto personas naturales o jurídicas, regionales o extranjeros.

Cabe destacar que, dicho ámbito económico ha sido clasificado en primario y secundario: en el mercado principal, se ponen en venta las nuevas acciones o vales publicados una vez, estos pueden ser intercambiados entre el ofertante y el negociante. En esta clase de plazas, suelen intervenir tanto las compañías u órganos del gobierno, que ameriten un subsidio. En el segundo contexto, los recursos económicos pueden cambiar de propietarios continuamente, en base a los precios establecidos mediante el ejercicio de la oferta y la demanda.

En la unificación de capitales, la dependencia recíproca de todos los Estados revela, cómo la generalización de la economía se ha incrementado en la última mitad del siglo pasado, bajo estos resultados: el progreso de las financiaciones internacionales, el traslado de la productividad y el crecimiento de las entidades multinacionales. Para lo cual, se mueven elevadas cifras de capital y trasladan de una zona a otra las operaciones productivas, algo que con frecuencia suele generar amplios efectos que desequilibran a la economía ideal, a los puestos de trabajo, a la tranquilidad de la comunidad y entorno ambiental. A lo cual se agrega, la transformación o incremento de los distintos procesos industriales y el influjo determinante de la difusión de los dispositivos de empréstitos; que han originado como consecuencia forzosa, la iniciación de las distintas economías regionales.

Cuando se habilitan múltiples capitales de distinto importe y se posicionan en diferentes coyunturas o instantes de tiempo, es muy provechoso saber cuál de ellos es más atrayente de acuerdo al enfoque financiero (si cuestan más o menos que los otros). Para tomar una decisión hay que cotejarlos, pero no es suficiente tomar en cuenta solo sus valores, se debe estimar a la misma vez, el periodo o fase donde se hallan emplazados. Asimismo, la equiparación tiene que ser uniforme; esto es, que deben trasladarse los recursos a un momento exacto y allí llevar a cabo la comparación.