Concepto de Imperio Feudal (Características)

La sociedad dual se estableció sobre dos grupos, los potentiores y humiliores de la época bajo imperial romana o los señores y campesinos de la medieval. Pero el imperio feudal creó una imagen diferente de ejercicio de las armas, designados con dos términos, miles y nobilis. El primero define sus funciones militares, pero también refleja una superioridad social por ser guerreros que luchan a caballo; el segundo supone una preeminencia social que deriva de la pertenencia a una familia noble.

El Imperio Feudal (Características)

La caballería nació en el siglo IX, pero fue en el XI, en el inicio de las cruzadas, cuando logró su punto culminante y su carácter institucional que muy pronto se identificará con la nobleza. Su principal misión era defender a su señor y al tiempo, proteger a los campesinos y a la iglesia, los otros dos órdenes de la sociedad.

Pero si el caballero indica un origen noble, para alcanzar esa categoría había que obtener una educación en calidad de escudero y solo cuando se había cumplido esa formación se procedía a la ceremonia de investidura del nuevo caballero. Una vez armado debía continuar su presentación para la guerra, por esto, en tiempos de paz se celebraban los encuentros individuales, las justas o entre equipos los torneos.

Los deberes que el caballero ocupado al ser armado eran de diferentes tipos: debía defender las causas justas y a los débiles, en especial las viudas y huérfanos, pero no podía olvidar sus obligaciones como vasallo feudal. Pero la más notable era su misión religiosa: la defensa de la fe y la propagación de la Iglesia. Esto refleja el deseo de dignificar el ejercicio de las armas para usarlas en causas justas, como las cruzadas para recuperar los santos lugares.

Mientras, en occidente se trataba de limitar el ejercicio de la violencia con las instituciones de la paz de Dios y la tregua de Dios, ideadas por la iglesia para direccionar el ardor bélico hacia causas justas, proteger a los débiles y los bienes de la iglesia y evitar el ejercicio guerrero innecesario. La primera surgió en Francia a finales del siglo X, ante el desgobierno del territorio tras la disipación del mundo carolingio; por ella se decretó el derecho de asilo en las iglesias, el respeto que se debía a los bienes eclesiásticos y la protección a los más pobres y desvalidos, así como los comerciantes y sus productos.

Además, la tregua de Dios tuvo un origen germánico y su misión era interrumpir el ejercicio de las armas en momentos de carácter religioso, como los domingos o la cuaresma. Esta costumbre se difundió por influencia de Cluny, aunque fue en la diócesis de Vic donde apareció por primera vez, hacía el año 1020.

Los laboratores o campesinos eran el soporte económico de la sociedad feudal. Las grandes propiedades se explotaban según el sistema carolingio de villas, pero estos señoríos se cambiaron a entidades de ámbito jurídico al atribuirse funciones propias del estado ante la incapacidad de éste para ejercerlas.

Asimismo, a medida que progresaron los siglos medievales esta división de la sociedad en bellatores, oratores y laboratores, dejó de responder a la realidad debido al desarrollo de las ciudades y de la burguesía dedicada a las funciones económicas del mundo urbano, la artesanía y el comercio, que caracterizará el período altomedieval.