Concepto de Teorías de la Personalidad

Las teorías de la personalidad son todos aquellos planteamientos psicológicos que intentan explicar a partir de distintas definiciones conceptuales-teóricas, los rasgos característicos de la personalidad humana, con el propósito de entender el comportamiento del hombre y aprender a interpretar su conducta. Apreciaciones científicas acerca del funcionamiento de los rasgos psicológicos de una persona o grupos de personas, mediante las cuales se puede modificar la forma de actuar del ser humano.

Teorías de la personalidad

La necesidad de entender las facetas de la personalidad humana proviene de la Grecia antigua a.C, Los griegos en ese entonces, tenían la costumbre de dramatizar las diversas personalidades a través de máscaras, por medio de las cuales simbolizaban los rasgos característicos ajenos a los personales, es decir representaban personalidades ajenas sin perder la propia, por tal motivo se dice que el concepto de personalidad se origina del vocablo “persona”. Mucho después, el filósofo Marco Tulio Cicerón (106-43) conceptualizó la palabra personalidad, formulándola desde distintas concepciones: 1) la manera en que una persona se presenta ante las demás, 2) el rol del individuo en la sociedad, 3) las cualidades manifiestas en las personas y 4) la designación de celebridad y de honorabilidad que se le atribuía a la terminología persona de acuerdo con el estatus social al que perteneciera el individuo.

Desde entonces y hasta hoy, el estudio de la personalidad ha cobrado mucha importancia y para una mejor descripción, entendimiento y conceptualización, se han desarrollado distintas concepciones teóricas que intentan explicar las características que identifican a la personalidad humana, a través de las cuales se han formulado una serie de estrategias para su diagnóstico, medición y deducción. Los métodos de estudio se diseñan para determinar las semejanzas y diferencias que existen entre varios individuos de acuerdo a sus conductas manifiestas. La inquietud por conocer más sobre la personalidad es lo que incentiva a una serie de pensadores científicos a indagar y a formular una serie de teorías basadas en la observación, seguimiento y experimentación, entre las más importantes se mencionan las siguientes:

  • Teoría psicodinámica-psicoanálisis de la personalidad: el planteamiento más importante le pertenece al neurólogo Sigmund Freud (1856-1939), conocido como el padre del psicoanálisis y refiere lo siguiente: la forma de comportarse o de reacción en una persona es producto de las interacciones psicológicas que operan dentro de la misma y se expresan de manera inconsciente. Según ésta concepción, todos los individuos tienen tres aspectos psicológicos que se van desarrollando con el transcurrir del tiempo, el primero corresponde a lo que se ha designado como “Ello”, es el rasgo psicológico que se encuentra desde el nacimiento y es involuntario, que satisface los deseos del infante con el objeto de evadir el sufrimiento. En esta etapa del crecimiento, el niño solo tiene dos modos de obtener satisfacciones placenteras y se producen mediante las acciones inconscientes y las imaginarias. El segundo planteamiento de Freud, formulado en el año 1967, es el “Yo”, el cual según ésta teoría, está ubicado entre la consciencia y el subconsciente, actuando de forma contraria al “ello”, que a diferencia del mismo no actúa para obtener una satisfacción inconsciente o fantasiosa, sino ajustado a la realidad. En la edad adulta, éste principio teórico afirma que la personalidad logra desarrollarse a plenitud siempre y cuando el individuo consiga satisfacer sus deseos sexuales, en consecuencia la personalidad puede determinarse estudiando las fases psicosexuales de las personas que son cinco: oral, anal, fálica, latente y genésica.
  • Teoría fenomenológica de la personalidad: Carl Rogers y Gordon Allport, son dos psicólogos humanistas que formularon una serie de planteamientos que le dieron vida a éste marco teórico y que totalmente opuesto a los planteamientos conceptualizados por la teoría del psicoanálisis, expresa que la personalidad no puede ser estudiada tomando en cuenta traumas psíquicos inconscientes o escondidos, sino que debe englobar la motivación y que de acuerdo a cómo se desarrolla la vida del hombre, la persona va adquiriendo niveles elevados de crecimiento psicológico. Con el atenuante de que el individuo es responsable de su manera de actuar y por supuesto de las consecuencias de sus acciones.
  • Teoría de las características psicológicas: entre las de mayor relevancia está la formulada por Bárbara Engler en 1996, en la que se describen una serie de características individuales como el carácter, la manera de adaptarse de un individuo y el desequilibrio emocional, asimismo las virtudes que le permiten a una persona ser apreciada dentro de la sociedad. Para lo cual, el psicólogo Raymond Cattell, especialista de renombre clasificó los aspectos psicológicos en cuatro grandes grupos ordenados de la siguiente manera: a) generales e individuales, b) externos e internos, c) los constituidos y los originados por las influencias del entorno; d) destrezas, debilidades y forma contradictoria de comportarse.