Concepto de Tripofobia

La Tripofobia es el miedo o la repulsión cuando se observa o que se está cerca de figuras geométricas muy juntas, más que todos los hoyos y rectángulos muy pequeños.El individuo siente repulsión o un miedo irracional a un conjunto de agujeros, hoyos o una ansiedad por los patrones repetitivos, aunque no es una fobia que se escuche mucho, más del 25% de los humanos la sufre siendo mucho más grave y común de lo que parece.

Tripofobia

Síntomas de la Tripofobia


Los síntomas que tiene la tripofobia, incluyen síntomas que se ven presentando en cosquilleos, comezón en el cuerpo, una ansiedad, inclusos náuseas. Una fobia a la que se le relaciona con el medio de los parásitos o de las mismas infecciones. Miedo expandido cuando esos agujeros son de un tamaño similar y bastantes juntos, ansiedad presentada en patrones repetitivos.

Pese a que no se le ha diagnosticado como tal, tiene una fobia igual que otros síntomas. Describiendo en una ansiedad y problemas en el desenvolvimiento del que la sufre. Las personas que poseen esta fobia solamente con tocar, ver o siquiera pensar en esas figuras y formas en agujeros geométricos, repetitivos, sintiendo temblores, taquicardias, empezando problemas respiratorios, sudores intensos, y algunas de las veces vómitos.

En caso mucho más fuertes la persona tienden a reacción con fiebre, problemas en la piel como picadores, así como alergias, piel de gallina y un enrojecimiento. Siendo esta una situación natural a todo ese estrés, con la idea de escapar lo más rápido posible a la situación, lo que causas que quien la sufre un ataque tienda a huir del lugar, evitando mirar. Casi siempre es un malestar que no se pasa rápido o se quita de una forma inmediata, pero mientras va pasando el tiempo la ansiedad que genera va disminuyendo y el cuerpo va volviendo a la normalidad.

Causas de la Tripofobia


Las causas que tiene la tripofobia, se debe según estudios a que los patrones visuales que son repetitivos hacen en ciertas personas que provoquen, síntomas muy parecido a los de ver un animal que sea venenoso. Por decirlo así la tripofobia, puede ser solamente un mecanismo de defensa evolutivo de lo más natural, el cual alerta al cerebro. Es decir, que automáticamente la persona siente una repulsión, colocándose nerviosa al observar el patrón similar a lo que tiene esos peligrosos animales como si fuese una alarma si se estuviera acercándose.

De una forma científica, es una forma por la que exista esta fobia, sintiendo esa palpitación o los nervios frente a la visión de muchos agujeros, manchas o las figuras geométricas recordando a los animales más venenosos del mundo. Viéndose como imágenes tripofobicas.

Tripofobia en la Piel


Está tripofobia en la piel, no se le incluye en el manual de diagnóstico de los trastornos mentales, con miles de personas que afirma que tiene miedo de objetos que posean agujeros pequeños aglomerados, como se puede encontrar en los panales, hormigueros, en ciertos hongos y en los frutos de loto. Aun así es considerada una fobia relativamente común en los humanos, aunque está es muy poco conocida en realidad. Toda la fobia puede llegar a provocar emociones como de asco, miedo y en algunos casos el pánico. Pese a que no se le considera como tal una enfermedad, si llega a interferir con el estado mental siendo conveniente a que acuda con un profesional para que la evalué y la trate.

Evolución de la Tripofobia


Proviene de los antepasados, dejado en el rechazo instintivo hacia esas figuras que tiene repetición, reconociendo las especies venenosas. Actualmente está fobia se ha ido volviendo mucho más reconocible, por el lanzamiento virtual que esta ha tenido, con la llegada de las redes sociales, muchos cibernautas se han encargado de compartir imágenes que tuvieran agujeros profundos y repetitivos, causando una repulsión en muchas personas que lo vieron e incluso en ellos mismo.

Toda la tripofobia comienza en el cerebro, cuando vas percibiendo una imagen por medio de los ojos, una imagen una planta o un animal, o alguna cosa haciendo que el cerebro procese para que se identifique de todo los que están tratando y que se debe ser con todo eso. El cerebro lo primero que hace es advertir a todo el sistema nervioso si haya algún peligro, la piel como un sistemas nervioso usa esos mecanismo de defensa para así defenderse.

Tratamiento de la Tripofobia


Posee una cura, aunque no solamente hay una cura, hay varios tratamientos que son posibles, entre los tratamientos que se encuentran están la exposición gradual, la exposición conductual y los medicamentos, para saber si el paciente necesita un tratamiento para la tripofobia se tiene que tomar en cuenta:

Crisis de angustias, que a la persona le entra un pánico o una intensidad en la presencia de patrón geométrico. Cuando en la vida diaria está se ve afectada por esos patrones, al mismo tiempo que el temor a los objetos más básicos, como las prendas de vestir.

Un miedo irracional y en algunos casos esté se vuelve excesivo, causados por el instante en donde ven el patrón.

Tratamiento de Exposición Gradual



El especialista o el terapeuta es que él va mostrando al afectado las imágenes que se relacionan con su fobia de menor a una mayor medida, haciendo así que el mismo paciente será el que tenga la capacidad de ir aumentando su propia tolerancia. Al mismo tiempo el especialista le dará las herramientas necesarias para que controles los síntomas de la tripofobia.

Tratamiento Cognitivo Conductual


De la misma forma que el tratamiento anterior, también se expone al paciente a un cierto estímulo en toda la terapia. La finalidad que requiere el del poder cambiar el pensamiento del afectado en gran parte de su fobia, y que maneje su conducta en diferentes situaciones.

Tratamiento Farmacológico


Dependiendo del caso, se puede usar farmacológicos (medicamentos) para poder tratarla. Sin embargo su efectividad se puede ver muy reducida en la comparación con muchas otras, por ejemplo la agorafobia (una fobia a los espacio abiertos, más que todo un factor de ansiedad ante los espacio que no tiene un límite claros o situaciones en donde la amplitud del lugar impide al afectado que pueda poder escapar o en un ataque de pánico logre recibir ayuda). Recurriendo a los fármacos con antidepresivos, para un caso de tripofobia extrema se emplea otro tipo de medicamentos con la idea de que se alivie los síntomas relacionados con la crisis de pánico sufridos.

Tipos de Tripofobia


  • Tripofobia en perros: se le considera como una simple miasis, o coloquialmente como una gusanera. Se causa por las moscas que son las que depositan las larvas en la piel del animal (herida), alimentándose del tejido ya muerto, los gusanos son los encargados de segregar una enzima que es proteolítica, la causante a los daños que tenga la piel del canino.
  • Tripofobia humana: un miedo que tiene las personas a los patrones y a las figuras geométricas.
  • Tripofobia extrema: viene siendo la cual en la tolerancia del estímulo de ese trastorno se le ve bastante reducida, ya que se esté tratando de los patrones reducidos que son repetitivos los cuales se le relacionan con las afecciones de piel, panales de abejas o hasta la gusanera. Un tipo de tripofobia como está va con una disminución notable de calidad de la vida del ser que lo esté padeciendo, porque se puede encontrar múltiples factores de un estímulo fóbico con una gran asiduidad.

Tratamiento de los Tipos de Tripofobia


Ya que hay diferentes tipos de tripofobia, cada uno de los tratamiento va depender de cuál de todos ellos se trate, lo primero que tiene que ser el paciente es que acuda al especialista de la salud mental, llevando a cabo esas indagaciones pertinentes para descubrir el tipo de trastorno esté tratando mostrado por el paciente.

Aun así los tratamientos convencionales se les aplican a la terapia de exposición, la cognitiva, conductual o el tratamiento farmacológico. Sea cual sea la tripofobia que la persona presente lo más recomendable es que vaya con psicólogo y que de la forma correcta se le trate su problema.

Fobias relacionadas con la Tripofobia


  • Fobias a entorno natural (Acrofobia, miedo a las alturas): el simple hecho de encontrarse a una cierta altura de lo que se esté percibiendo como suelo, mientras mal alturas mucho mayor es el riesgo a morir en un caso de una caída. En algunas ocasiones el tan grande el miedo a las alturas e incapacitante que se le considera una fobia con relación con el entorno natural.
  • Astrofobia (miedo a las tormentas): se le asocia a varias cosas que causan grandes miedos, y cuando se le une un componente traumático con algunas experiencias pasada de la persona, la existencia a esta fobia no suele ser extraña. Fobia que da como resultado especiales problemas, debido al ruido de las tormentas que traspasan las paredes volviéndose mucho más complicado para la persona el calmarse.
  • Fobia a los animales (zoofobia): fobia a los seres vivos con la peor imagen, ejemplo arañas, serpientes entre otras, técnicamente encuadrarse en esta categoría cualquiera de las fobias que se desencadenan por un animal.
  • Aerofobia: la fobia más común que puede haber, no solamente se compone solamente del miedo a morir cuando falle la maquinaria circulante, sino que también la idea de estar un espacio pequeño con varios desconocidos amontonados haciendo el estrés sea difícil de reducir.
  • Claustrofobia: en los sitios angostos o con paredes que esté muy cercanas, generando sensaciones de angustia en muchas personas, también causa que algunas entre en un estado de pánico, uno de los más conocidos por la gravedad suponiendo a tener a ciertos espacios en la sociedades en donde la gran parte de la vida se realiza dentro de los edificios y recintos cerrados.
  • Miedo a conducir: una de sus desagradables sorpresas que varias personas descubren cuando les toca realizar las primeras clases de manejo en el coche. Pero la amaxofobia tiene a ser muy peligrosa en todos los tipos de fobias, porque lo que hace es impedir una conducción prudente colocando la propia vida del conductor en un gran riesgo y la de los demás.
  • Fobias que son específicas: tiene un común a aquello que general un gran miedo a una situación, es decir, al que sea identificado y fácilmente se le separe del resto.
  • Hematofobia (fobia a la sangre): está presenta una particularidad que distingue del resto, con una frecuencia de desmayo.
  • Fobia social: son muy distintas solamente aparecen en ciertos contextos no en otros con fundamento en varios motivos, con un miedo hacia las agresiones desencadenando el miedo a la migración. Uno de sus síntomas más común es el de la eritrofobia, el cual es el miedo a ruborizarse.

claustrofobia


Sea cual sea la fobia que este presentando la persona, que vaya desde la tripofobia hasta el miedo a conducir lo más recomendable es que está busque una ayuda psicológica, siendo la forma más segura tanto para ella como para su entorno. Ya que es ayuda es la que va hacer que la persona pueda continuar su vida de una forma mucho más segura de que por lo general acostumbra, debido al hecho de que para ella haya sido un lucha tanto interna como externa el vivir con fobia a ciertas (dependiendo de la fobia que esta tenga), viéndolo como un descanso a su mente, haciendo el mayor de sus esfuerzo por liberarla de esa esa fobia.

Hay personas que viven años padeciendo de cualquier tipo fobia, e incluso desde la infancia, mucho psicólogos ha recomendado a los padres que observen cómo sus hijos se vaya desenvolviendo en cualquiera de los ámbitos de la vida, más que todo en el escolar, donde puede comenzar esas fobias, viendo cómo los niños se van adaptando a ese entorno y en caso de que el niño tenga alguna fobia, se le pueda tratar mucho más rápido y con un mejor resultado, de que se tiene ya como un adulto.