Concepto de Actividad Financiera Pública

En el ámbito de la administración, la actividad financiera es una acción que desempeñan los entes públicos y su propósito es la producción de ingresos y la ejecución de gastos con los que enfrentar las necesidades de la colectividad social, necesidades que pasa principalmente por los pilares que contribuyen al adelanto social: educación pública, sanidad pública, entre otros.

Actividad Financiera Pública

También se dice que es la actividad que el Estado efectúa para recaudar y dirigir el dinero que se invierte en el desempeño de sus fines y sostenimiento económico de sus órganos, dicha acción tiene una esencial importancia dentro del estado moderno, porque es a través de ella que se efectúa las actividades que le permite la administración y repartición del dinero el cual cumplirá sus objetivos.

Las características que permiten la actividad financiera pública son:

  • Evolución ascendente: este es un rasgo que ha especializado a la actividad financiera en las economías.

  • Presupuesto como centro de las elecciones económicas del Sector Público: en todas las sociedades, ese conjunto de decisiones financieras proyectadas por la Economía Pública se acumulan en el presupuesto del Estado.

  • Efectos económicos del proceso de gastos e ingresos públicos como campo problemático: aquí los problemas principales de la Hacienda Pública no son asuntos financieros y monetarios, sino las consecuencias económicas reales del proceso de ingresos y gastos públicos. No se ocupa de dinero, liquidez o mercados de capital, sino de inconvenientes tales como la asignación de recursos, distribución de la renta, permanencia de precios, pleno empleo y progreso económico. Los elementos de partida de la actividad financiera serían los gastos e ingresos públicos y su campo problemático de los varios efectos provocados por ella sobre la administración de los recursos escasos de la sociedad.

  • Carácter político: la actividad financiera se encuentra conferida de un carácter político que procede del poder apremiante que detenta el Sector Público.

  • Necesidad de categorización y cálculo de las operaciones económicas del Sector Público: la delimitación del contenido de la actividad financiera requiere una categorización de los ingresos y gastos públicos vinculados con criterios metodológicos, con el objeto de poder valorar su encaje y funcionalidad en el seno de la economía del Sector Público y del conjunto global de la economía. De específico interés a estos efectos es el análisis de las sistematizaciones económicas del Sector Público en el seno de los métodos de contabilidad nacional, tablas «input-output», estudios de flujos financieros, entre otros. Una apropiada categorización y cálculo de las operaciones económicas del Sector Público es una obligación precisa para poder conocer su extensión y su papel en la economía nacional.

  • Interdependencia y diferenciación entre las actividades públicas y privadas: hay una clara relación de interdependencia entre lo público y lo privado, aun cuando el Sector Público se pauta por unas motivaciones completamente diferentes de los mecanismos económicos privados. Resulta preciso proceder a la demarcación entre el Sector Público y parte de la economía nacional, así como especificar qué se entiende por ingreso público y por gasto público.

  • Acatamiento al sistema económico dominante: la definición del campo problemático de la actividad financiera se encuentra sujeta, como lugar de partida, a la naturaleza del procedimiento económico en el que ésta se encuadre. En las economías de mercado, la actividad financiera viene definida dentro de la economía pública, por su observación al desarrollo de entradas y gastos públicos. Se dice que en las economías colectivistas de organización central, el presupuesto estatal se completa en el plan financiero y éste en el plan económico general de tal forma que no sólo se refiere a los ingresos y gastos públicos, sino también a los sectores monetario, crediticio y bancario.