Concepto de Reinos Feudales de Occidente

Los reinos Feudales de Occidente se originaron en la Europa Occidental de los siglos centrales de la Edad Media, entre los siglos IX hasta el XV. El feudalismo se trata de un sistema político, económico y social, que se consolidó absolutamente entre el siglo X y el siglo XIV. Desde el del siglo XV, se inicia una etapa de transición, donde seguían en vigor numerosos rasgos del sistema feudal, a la vez, se iban desarrollando las condiciones para el posterior comienzo del sistema capitalista.

Reinos Feudales de Occidente

El reino Feudal que en sus inicios era de carácter militar, acabó siendo un sistema en el que era el señor quien ofrecía justicia, lideraba militarmente, además, se ocupaba de la administración de su feudo y también cobraba tributos a los vasallos, que finalizaron cultivando sus campos y a su vez pagando a cambio de resguardo.

Prácticamente, el feudalismo, tenía sus reglas y delimitaciones para poder ser trasladado o traspasado, tomando en cuenta, que el acuerdo sea mutuo y las tierras lo valgan. Pero el feudo tiene diversas características en los reinos occidentales, por consiguiente, diversas clasificaciones. Es según quien lo entregue o cómo se entregue. El feudo no solo se caracterizaba por el dominio de un terreno bajo unas condiciones. Dependiendo de las condiciones sería una clase diferente de feudo, las cuales eran:

  • Feudo de cámara: vinculado con el dinero, la cual representaba la Hacienda del señor, señorío o inmueble.

  • Feudo franco: se asignaba sin personal ni obsequio alguno.

  • Feudo eclesiástico: se le denominaba a los terrenos que se concedían por parte de la iglesia a uno de los miembros de la iglesia, por ejemplo, tal como un clérigo.

  • Feudo impropio: los feudos estaban colmados de reglas y características.

  • Feudo laical: era otorgado por señores seglares o príncipes. Ciertas veces, por parte de los patrimonios propios de eclesiásticos. En este caso, no podría denominarse feudo eclesiástico, porque no era la entrega de un feudo de la iglesia, sino uno propio del obispo o sacerdote.

  • Feudo ligio: se dada donde el feudatario tenía que terminar como un subordinado de su señor, de forma que no podía subordinarse a otro señor, así tuviese el mismo rango o título.

  • Feudo propio: uno que desempeñaba las reglas con rigurosidad.

  • Feudo recto: es el terreno que aunque no se hubiese convenido, debía que tener servicio personal u obsequio para quien concedía el feudo. En este caso, tenía que garantizar si era un feudo franco o un feudo recto, en el que no tendría que brindar nada.

  • Reversible: aquel terreno que podía ser revertido o devuelto, cada cierto tiempo, si hiciese falta o necesario.

  • Feudo de soldada: una clase de terreno que fue más desarrollado en el Oriente Latino que en Occidente, porque sus cualidades impedían un terreno grande, sino un grado menos de construccion. Se fundamentaba en entregar una renta de urbanización, por las tasas o los oficios urbanos. Aquellos individuos con más poder, podían optar entre recibir el terreno o los beneficios de un terreno que se podía trabajar. Por ejemplo, salía sencillo, proporcionar el encargo de los beneficios de un horno o un molino, volviéndose usual.

  • El estado feudal, tenía el hábito de entregar la percepción de las tasas de los oficios, de forma que se obtenían un beneficio importante, porque se otorgaba una especie de arriendo, en la cual todos salían beneficiados.