Concepto de Herraje


La palabra herraje consta de dos significados diferentes, el primero y más corto es referente a herraduras, piezas que utilizan los caballos y que son instaladas en los bordes de los cascos del equino. Estas herraduras son elaboradas con plástico, caucho y metal. También se conoce como herraje al conjunto de accesorios o piezas elaboradas con níquel, hierro, cobre y acero, estas se instalan directamente en las ventanas, muebles y puertas de los hogares. Estos accesorios son imprescindibles para mantener la estabilidad en los diferentes elementos de origen arquitectónico de las viviendas.

herraje


Qué es un herraje


Anteriormente se llegó a mencionar que un herraje no es más que una pieza que, además de ser decorativa, sirve para darle una determinada función a un elemento existente en el hogar, estos elementos pueden llegar a ser desde puertas y ventanas hasta muebles. Con estos últimos es importante recordar que no solo se habla de los sofás, sino de muebles de cocina, de espacios abiertos o cerrados, etc. Un herraje puede llegar a poseer diferentes aspectos, algunos son de madera, otros únicamente de acero y también se pueden hacer combinaciones espectaculares alineandolos con níquel.

Los herrajes tienen funciones diferentes, pueden adquirirse e instalarse para mover elementos, accionarlos o simplemente brindarle un toque de belleza a la fachada de la vivienda. Hay que recordar que los herrajes son accesorios y los mismos pueden servir como una simple decoración, por lo que su aspecto o apariencia tiende a cambiar de acuerdo a los gustos de las personas y del tipo de material con el que estén elaborados. Resulta imperativo mencionar que los herrajes poseen una vida útil determinada de acuerdo al tipo de vivienda o de los elementos existentes en ellas.


Importancia de los herrajes


La importancia de estos accesorios radica en la estabilidad de los objetos, así como también su correcta acción.

En el caso de las puertas y ventanas, se instalan un conjunto de herrajes para que estas se mantengan fijas en su sitio y otros más para que puedan abrirse o cerrarse, claro está, siempre manteniendo firmeza, de esta manera se evita que estas se salgan de su lugar y dañen la estética original de la vivienda.

Con los muebles ocurre exactamente lo mismo, con la diferencia que siempre se suelen utilizar más herrajes en muebles que en puertas o ventanas.

Asimismo, estos suelen ser más pequeños y con un aspecto relativamente llamativo, así sirve como decoración y pieza importante en el objeto. El herraje permite la fricción y el movimiento de los objetos en los cuales están cuidadosamente instalados. Los herrajes tienden a durar muchísimo, sin embargo, hay excepciones en casos en los que se utilizan mucho los objetos, por ejemplo, el abrir y cerrar las puertas y ventanas en demasiadas ocasiones del día.

Otro aspecto importante es el ambiente, si los herrajes se mantienen en lugares con sustancias corrosivas, no vida útil no será tan extensa.

Tipos de herrajes



Existe un gran número de herrajes y puede que la mayoría de las personas piensen que solo se trata de herrajes de acero, metal o madera, pero en realidad ellos van más allá del material con el que fueron elaborados. Se trata de una clasificación amplia de acuerdo al tipo de elemento en el que serán instalados.

De todos los tipos de herrajes, lo que los vuelve únicos, duraderos y atractivos a la vista es el tipo de material que se utilizó para fabricarlos y las diferentes herramientas y mecanismos de estilismo que las hace llamativas al cliente.

Manijas


Generalmente conocidas por tratarse de herramientas que facilitan el abrir o cerrar un elemento (puertas y ventanas) y dentro de las mismas también hay una clasificación aparte, pues existen las manijas, pomos y brazos de empuje.

Si hay algo que se debe tomar en cuenta con las manijas, es que sus bordes no pueden ser ni filósofos ni punzantes, asimismo, es imperativo que al momento de su instalación se tome la precaución de establecer un espacio considerable entre el pomo o manijas de la puerta o cualquier superficie, de manera que al accionar el objeto, los nudillos no toquen ni rocen esas superficies.

Bisagras


Estos accesorios facilitan la firmeza y estabilidad de las puertas, ventanas y muebles, pero también se encargan de darles movilidad. Además de las bisagras, también están los rieles o las ruedas.

Una acotación importante en esta vertiente es que las bisagras deben tener medidas adecuadas dependiendo del marco en el que serán instaladas. Lo mismo ocurre con las clases de bisagras, pues si el marco es de plástico, no se puede instalar una bisagra de madera.

Cada objeto tiene su clase, por eso se recomienda visitar una casa de herrajes para escoger los diferentes herrajes para puertas, muebles o ventanas.


Cerraduras


En esta vertiente también aplican los cerrojos, pasadores, aldabas. Como su nombre lo indica, se instalan para cumplir una única función: Mantener los objetos cerrados.
Su activación es sencilla, al igual que su instalación, sin embargo, se debe tomar en cuenta que la caja de las cerraduras debe lubricarse constantemente para evitar que se oxide.

Este tipo de herrajes para ventanas suelen ser más pequeños pero igual de funcionales, lo mismo ocurre con los herrajes para muebles, incluso hay lugares en los que venden herrajes para superficies de cristal o para mamparas.

Tiendas de herraje en Argentina


A lo largo de todo el territorio argentino existen un sin fin de tiendas que ofrecen excelentes precios en herrajería sin importar si se trata de superficies de madera, acero, cristal o plástico.

La mayoría de esas tiendas también son distribuidores, por lo que es posible decir con certeza que los herrajes pueden encontrarse en toda Argentina. Tiendas como Montoya Herrajes maneja todo tipo de herrajes, con precios accesibles y las mejores marcas, entre ellas, Currao, Hafele, Sidañez y Ducasso. Herrajes diagonal también funciona como distribuidor y maneja aún más marcas que la tienda anterior, por ejemplo, Blum. Roma, Hettich, Kallay, Luber, Rialpa, Trial Mr, Arena, Candex, Fabherr, etc.