Concepto de Soberanía

El término de soberanía etimológicamente deriva de la voz latina "super omnia" la cual significa poder supremo o sobre todo. Esto indica que la soberanía es la autoridad más suprema donde se encuentra el poder político y público de una sociedad o un Estado, sobre su territorio y sus colectividades. Por lo tanto, la soberanía es la libertad de cualquier Estado para constituir sus leyes y controlar sus recursos sin la restricción de otros Estados. Por ejemplo, en ciertos gobiernos el poder reside en el pueblo, por medio de representantes elegidos por votación.

Soberania

Qué es la soberanía


El concepto de soberanía la define como un poder de tipo político que pertenece a un Estado totalmente independiente, recae en el pueblo mediante el sufragio y es ejercido por un grupo de representantes que el mismo pueblo a elegido a través de la elección pública. En este aspecto, se entiende que no hay ningún tipo de intervención externa. La definición de soberanía hace referencia a la etimología latina Super Omnia, la cual significa supremo, esto quiere decir que no hay nada más poderoso, fuerte y autoritario a nivel político que los habitantes de un territorio soberano.


Elementos que componen a la soberanía


Un Estado soberano reúne una serie de elementos que se convierten en su característica principal. Si estos elementos no se encuentran completos, entonces no se está frente a un territorio soberano. Estos factores son territorio, pueblo o población y poder. El territorio hace alusión una zona o locación cuya posesión es de una persona natural o jurídica, en este caso, se habla de un Estado, una nación. Luego está la población que es incluso más importante que el mismo territorio, esto es debido a que sin pueblo, no se puede hablar de un Estado soberano.

Muchos estudiosos dicen que en el concepto de soberanía puede existir un pueblo sin territorio, pero jamás se puede constituir un Estado sin población. La sociedad es la que da vida al término poblacional como un grupo de personas organizadas, legalmente hábiles para ejercer el sufragio y naturalmente llamados ciudadanos. En aspectos específicos, la población es el número total de personas, sean hombres o mujeres, que componen al Estado. Por último, está el poder y es conceptualizado como una necesidad natural que tiene un Estado para elaborar o edificar una organización de tipo político.

El término de lo que es soberanía tiene mucho que ver con el poder. Se puede hablar de él como una serie de organizaciones que dan certeza de que los ciudadanos van a someterse a las reglas impuestas por el Estado. Es una especie de regla o norma puesto que generalmente no se hace uso de la violencia. Para los estudiantes o profesionales del derecho, el saber lo que es soberanía implica definir el poder y lo hacen explicándolo como una estrategia muy compleja que debe existir en la sociedad, un dominio sobre el otro de manera cohesiva, persuasiva o retribuida.

El origen de la soberanía


Esta idea de lo que es soberanía tiene su origen por un lucha de poder para conseguir la independencia real y dejar de lado a los entes externos que, para la época, se inmiscuyen en las decisiones de la mayoría de los territorios (hablando directamente del imperio romano y la iglesia catolica). Así, los mandatarios pasados buscaban tener supremacía de poderes y una estructura política real y con bases legales. Históricamente es conocido por ser un poder netamente individual y que recae en el pueblo, no se puede renunciar a él y nadie puede eliminarlo ( a menos que exista una base médica o conductual)

Tipos de soberanía


En la definición de soberanía se habla de un poder que recae en el pueblo y que es de suma importancia para los Estados regidos por ella, sin embargo, resulta importante mencionar que esta tiene dos vertientes importantes, se trata de la soberanía popular y la soberanía nacional. Ambas tienen una manera diferente de brindarle poder al pueblo.

Soberanía nacional


Esta definición le otorga todo el poder un país a los ciudadanos que lo habitan. Esto tiene su base legal en la carta magna del territorio que se rige bajo la figura de un Estado soberano y es allí donde todo el poder es cedido a la población. Con un país soberano, el concepto de ciudadanos pasó de ser un conjunto de súbditos que siguen reglas y pagan impuestos, a un grupo de personas organizadas sujetos a derechos, deberes y obligaciones que están regidas en las constitución de ese territorio.

Soberanía popular


Este concepto va relacionado directamente con los derechos, deberes y obligaciones que tiene cada ciudadano en un país determinado. Este término toma al pueblo como una unidad de costumbres que tienen una vida en común, eligen a sus gobernantes mediante el sufragio para que estos los gobiernen de una manera soberana, siempre atendiendo a las necesidades de esa población. En este sentido, se entiende que el pueblo no tiene nada que deberle a los gobernantes, pues estos son sus mensajeros del poder popular y servidores que no tienen un poder superior al de la población.

Diferencias entre soberanía nacional y soberanía popular


La teoría nacionalista establece que la nación o territorio no se basa únicamente en la cantidad de personas que lo habitan, sino en aquellas que lo hicieron en el pasado, las actuales y las futuras. En este aspecto está incluida la cultura de esa sociedad, la moral, costumbres, sentimientos y los intereses a un nivel colectivos. Ahora, cuando se trata de la conceptualización popular, la población es el resultado del número de personas que habitan el país soberano, por lo tanto, demuestran su poder y su habilidad legal a través del sufragio (elecciones libres y públicas) también conocida como votación universal.

Esta última vertiente es y sigue siendo mantenida por muchos políticos, estudiosos y gobernantes de muchas naciones, que creen fielmente en el poder que reside en el pueblo y que, además, piensan que es una excelente manera de mantener un sistema político-económico estable.