Concepto de Aborto

El aborto representa el proceso por el cual se somete una mujer con la finalidad de interrumpir su embarazo. Se usan medicamentos o cirugía para extraer el embrión o el feto y la placenta del útero. El procedimiento lo realiza un profesional de la salud con licencia. La decisión de interrumpir un embarazo es muy personal. El aborto es una necesidad básica de atención médica para millones de mujeres, niñas y otras personas que pueden quedar embarazadas. Se estima que, en todo el mundo, cada año uno de cada cuatro embarazos termina en aborto, aumentando así, la cantidad de fetos abortados. Etimológicamente, la palabra aborto proviene del latín abortus o aborsus, derivado del opuesto de orior, nacer".

aborto

Qué es un aborto


Tanto los abortos realizados en una clínica como los abortos médicos son muy seguros. De hecho, el aborto es uno de los procedimientos médicos más seguros que existen. En total 1 de cada 4 mujeres en los Estados Unidos tiene un aborto antes de los 45 años. Planned Parenthood es un líder nacional en atención médica, incluido el aborto, que establece las normas y pautas médicas más actualizadas. Se revisa regularmente la investigación médica más reciente y se obtuvo actualizaciones de grupos como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, la Organización Mundial de la Salud y el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología.


Es poco común que haya problemas graves después de un aborto. Sin embargo, como en cualquier procedimiento médico, existen algunos riesgos. Anualmente aumenta la cifra de mujeres que fallecen por consecuencia de un aborto ejecutado de manera casera o realizado por una persona sin licencia médica para realizar este tipo de procedimientos. Según estudios realizados en diversos países de latinoamérica, el aborto es la tercera causa de muerte entre las mujeres embarazadas.

Del mismo modo, según los registros del Ministerio de Salud, las enfermedades relacionadas con el embarazo son la novena causa por la cual las mujeres ingresan en los servicios hospitalarios.


Aborto inducido


El aborto legal se puede evidenciar en países desarrollados del mundo, este es generalmente seguro y las complicaciones son poco comunes. A nivel mundial, el 13% de las muertes maternas son secundarias al aborto inducido, y la gran mayoría de estas muertes ocurren en países donde el aborto es ilegal.

Los métodos comunes para inducir el aborto son:

  • Evacuación instrumental a través de la vagina y medicamentos.
  • Inducción médica (estimulación de contracciones uterinas).

Aborto con medicamentos


Algunas mujeres prefieren el uso de medicamentos o pastillas abortivas para interrumpir un embarazo porque:
  • Se pueden usar en un embarazo temprano.
  • Se pueden usar en casa.
  • Se siente más natural, como un aborto espontáneo.
  • Son menos agresivos que un aborto clínico.
  • Se pueden usar medicamentos para interrumpir un embarazo temprano. En muchos casos, el primer día de su último período debe haber sido menos de 9 semanas antes. Si tiene más de 9 semanas de embarazo, se puede realizar un aborto en la clínica. Algunas clínicas aplican abortos médicos más allá de las 9 semanas.

Debe estar seguro de que desea interrumpir el embarazo. No es seguro dejar de tomar medicamentos una vez que haya comenzado a tomarlos. Hacerlo crea un riesgo muy alto de anomalías congénitas graves.

Aborto quirúrgico


Un aborto quirúrgico implica la dilatación de la abertura del útero (el cuello uterino) y la colocación de un pequeño tubo de succión en el útero. La succión se usa para extraer el feto y el material relacionado del útero.

Antes del procedimiento, puede hacerse las siguientes pruebas:

  • Una prueba de orina para verificar si está embarazada.
  • Un análisis de sangre para verificar su tipo de sangre. Según el resultado de la prueba, es posible que necesite una inyección especial para evitar problemas si queda embarazada en el futuro. La inyección se llama inmunoglobulina Rho (D) (RhoGAM y otras marcas).
  • Una ecografía verifica cuántas semanas está embarazada.

Durante el procedimiento:

  • La paciente debe mantenerse acostada en una camilla.
  • Es posible que administren algún tipo de medicamento (un sedante) para ayudarlo a relajarse y sentirse somnoliento.
  • Los pies de la paciente debe mantenerse sobre los soportes llamados estribos. Estos le permiten colocar sus piernas para que su médico pueda ver su vagina y cuello uterino.
  • El doctor posiblemente anestesie el cuello uterino para que sienta poco dolor durante el procedimiento.
  • Se colocarán pequeñas varillas llamadas dilatadores en el cuello uterino de la paciente para ensancharlo suavemente. A veces, se coloca laminaria (tallos de algas para uso médico) en el cuello uterino. Esto se hace el día antes del procedimiento para ayudar a dilatarlo lentamente.
  • El médico especialista insertará un tubo en el útero y luego usará una aspiradora especial para extraer los tejidos del embarazo a través del tubo.
  • Se le puede administrar un antibiótico para disminuir el riesgo de infección.


Aborto espontáneo


Puede ser difícil saber exactamente por qué ocurren los abortos espontáneos, pero casi nunca es causado por algo que hizo la persona embarazada. Las actividades normales como tener relaciones sexuales, hacer ejercicio, trabajar y tomar la mayoría de los medicamentos no causan un aborto espontáneo. Las lesiones menores, como las causadas por una caída, generalmente no son la causa de este tipo de aborto.

Es importante mencionar que, no se ha determinado claramente por qué sucede esto, pero hay algunas causas posibles de esta afección, como las siguientes:

  • Anormalidades uterinas: cuando la madre tiene defectos en la cavidad uterina, como fibromas, pólipos, cicatrices o tabiques uterinos, puede interferir con el desarrollo del feto.
  • Anomalías cromosómicas: según estudios, entre el 50 y el 60 por ciento de las pérdidas se deben a anomalías de este tipo en el feto; de estos casos, aproximadamente la mitad se deben a la presencia de un cromosoma extra, conocido como síndrome de Down.
  • Edad materna: la tasa de pérdida aumenta con la edad de la madre, casi la mitad de los embarazos en mujeres mayores de 40 años terminan en pérdida, esto se debe a la anormalidad que sufren los óvulos en las mujeres de edad avanzada.
  • Enfermedades autoinmunes: existen estudios que indican que la presencia de ciertos anticuerpos, como los anticuerpos anticardiolipina y a, es mayor en mujeres con pérdidas espontáneas.
  • Infecciones: algunas infecciones bacterianas como estreptococos, infecciones virales como citomegalovirus, infecciones parasitarias como toxoplasmosis; Incluso la diabetes no diagnosticada puede causar pérdidas fetales.
  • Problemas de coagulación: una de las causas más comunes de cómo aborta una mujer sin querer, es la trombofilia o la propensión a la coagulación; esta condición se puede tratar con anticoagulantes, pero bajo supervisión médica.
  • Exposición a ciertas sustancias: estar expuesto a altas dosis de radiación y quimioterapia también puede causar la pérdida del embarazo, ya que en el caso de trabajar en fábricas, la exposición a productos químicos como solventes, colorantes o metales aumenta el riesgo de aborto temprano.
  • Factores ambientales: la exposición a toxinas que se encuentran en el medio ambiente, el estrés, enfermedades crónicas, como tiroides, adherencias uterinas, diabetes mal controlada, pueden ser otras causas; El consumo excesivo de alcohol, tabaco y drogas puede ser un factor determinante.

Tardío


Es el que ocurre después de las 12 semanas de embarazo, es decir, entre las semanas 14 y 20 de gestación. Después de la semana 20 se llama muerte fetal cuando un feto muere dentro del útero o nace sin vida.

Las características más comunes de una pérdida después del primer trimestre del embarazo son dolor intenso como si estuviera en trabajo de parto; sangrado abundante, a menudo con coágulos; o ruptura de la fuente, que causa la pérdida de líquido amniótico, vital para la criatura.

Temprano


Este tipo de aborto se efectúa una vez que la mujer presenta la pérdida antes de las 12 semanas de gestación. Cabe destacar que, si el embarazo no se puede detectar con un ultrasonido, la mujer debe hacerse un análisis de sangre u orina para determinar con certeza que el embarazo existe.

Una vez confirmada la existencia del embrión, un aborto muy temprano es un tratamiento efectivo y seguro. Sin embargo, es importante realizar una verificación posterior al tratamiento para la interrupción del embarazo para verificar que se realizó y que no está fuera de la cavidad uterina (embarazo ectópico).


Retenido


No tiene calambres ni sangrado, pero la ecografía indica un embrión sin latido o un saco gestacional vacío, es decir, sin el embrión. El tejido generalmente deja el cuerpo solo, pero es posible que necesite tratamiento.

Incompleto


Parte del tejido del embarazo sale del útero y parte permanece dentro. A veces es necesario un tratamiento para eliminar el tejido restante.

Completo


Todo el tejido del embarazo abandona el útero. Generalmente no se necesita tratamiento adicional.

Aspectos legales del aborto


En Argentina, el aborto inseguro es un grave problema de salud pública, lo que implica serios riesgos para la salud y la vida de miles de mujeres. En los últimos treinta años, las complicaciones derivadas de los abortos realizados en condiciones de riesgo son la primera causa de mortalidad materna y representan un tercio del total de esas muertes. Las estadísticas para el período de cinco años 2007-2011 muestran que el 23% de las muertes se debieron a abortos inseguros. Actualmente, el aborto continúa siendo la principal causa de mortalidad materna en más de la mitad de las provincias del país.


En Argentina, el aborto es punible por ley en casi todas las circunstancias, con solo un par de excepciones. Su regulación está establecida en el Código Penal vigente desde 1921. El Código anterior (1887) estipulaba sanciones por la práctica de la interrupción del embarazo en absolutamente todos los casos, castigando el acto con la pena de prisión. Entre un documento y el otro, se presentaron varios proyectos de ley que, en todos los casos, condenan el aborto, sin prever ninguna excepción.

En 1919 se introdujeron algunas excepciones a la figura del aborto, tomándolas del Código Penal suizo. Esto fue posible gracias a un proyecto presentado en 1917 que pasó por la Comisión del Senado. Así es como se admitieron ciertas causas dentro del Código Penal actual de la Nación.

Durante décadas, se discutió el alcance de las subsecciones 1 y 2. Algunos interpretaron que se declaró que no se castigaba con el aborto cuando el embarazo era el resultado de una violación (en cualquiera de los formularios previstos en el Código Penal); otros declararon que solo se hizo referencia a los embarazos como resultado de una violación "de una mujer idiota o loca".

El 13 de marzo de 2012, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) emitió el fallo conocido como "FAL", que resolvió definitivamente esta larga discusión, a favor de la interpretación que reconoce el derecho de toda mujer víctima de violación a interrumpir el embarazo originado en tales circunstancias, y no solo en casos de personas con discapacidad mental. A su vez, establece que el único requisito para acceder a una interrupción legal del embarazo es que la mujer, o su representante legal, presente una declaración jurada que indique que el embarazo es el resultado de una violación. No es necesario un informe policial ni una orden judicial, y nadie puede exigirlos.

Por otro lado, en relación con la causa del "peligro para la salud o la vida", se indicó que una visión integral de la salud debe considerarse como "un estado completo de bienestar físico, psíquico y social, y no solo la ausencia de enfermedades o afecciones ”(Organización Mundial de la Salud). De esta manera, el peligro para la salud debe entenderse como la posibilidad de afectar, no requiere el hallazgo de una enfermedad y, en este sentido, no debe exigirse que el peligro sea de una intensidad específica.

Argentina actualmente debate sobre la legalización del aborto, de hecho se está presentando un importante debate y votación del aborto si o no se legalizara, esta este es un momento de gran importancia para la historia del país europeo.

Ahora bien, muchos se preguntan en qué países del mundo esta práctica es legal. Las leyes de aborto o ley de aborto puede variar drásticamente en todo el mundo: en algunos países es una decisión personal, en otros no es permitido el aborto ilegal, los abortos solo se aceptan en ciertas situaciones, como malformaciones fetales o en casos de violación.


Estados Unidos es uno de los casi 60 países que brindan acceso legal a abortos seguros. Aunque el aborto ha sido legal en los EE. UU. Desde 1973, el acceso al tratamiento depende de las leyes determinadas por cada estado, y la mayoría de estos, han establecido límites gestacionales que varían de 20 a 24 semanas.

El Centro de Derechos Reproductivos, una organización sin fines de lucro en los Estados Unidos, cuenta aquellos países en los que el aborto es legal, en el que se permite sólo en ciertas circunstancias y en el que es totalmente ilegal.

Las dos últimas actualizaciones fueron las de Irlanda, que en mayo de este año hizo un referéndum para lograr la legalización del aborto ganado por mayoría, y Chile, que el año pasado permitió el aborto en ciertas circunstancias, así como la despenalización del aborto.

Países como Colombia y Perú tienen una política de aborto que lo permite en casos y condiciones específicos.

En Antigua y Barbuda, Brasil, Dominica, Guatemala, Panamá, Paraguay y Venezuela, el aborto está prohibido, pero está permitido salvar la vida de una mujer en caso de riesgo. México se encuentra entre esos países, pero algunos estados han agregado otras causas para permitir la interrupción del embarazo.