Concepto de Ontología

Ontología es un término que en filosofía burguesa sirve para señalar la teoría del ser, de la existencia, en oposición a la gnoseología, que es la teoría del conocimiento. El rasgo característico de la filosofía burguesa y la lógica formal es oponer la teoría de la existencia a la del conocimiento y el intento de construir la teoría de las formas de pensar, fuera e independientemente de la existencia, de la realidad objetiva que se refleja en ellas. Aristóteles fue quien desarrolló esta disciplina a tal punto de lograr que su influencia sobreviviera por muchos años.

Ontología


Qué es la ontología


Es una rama de la filosofía cuyo enfoque es el estudio del ser, desde la singularidad de los que “es” cada ser. También se puede decir que es el estudio de los seres en la medida en que existen.

Se puede decir que la definición de ontología es la parte de la metafísica, autónoma, independiente y no relacionada con la lógica, con la filosofía práctica, con las ciencias naturales. Su objeto radica en que se ocupa de categorías filosóficas abstractas y generales: sobre ser, sobre sustancia, causa, efecto, fenómeno, etc.

Christian Wolff filósofo idealista alemán, afirmó que la ontología era una disciplina que podía revelar las esencias de las cosas, una opinión fuertemente criticada más adelante en el siglo XVIII por David Hume e Immanuel Kant . A principios del siglo XX, el término fue adoptado por el fundador alemán de fenomenología, Edmund Husserl, quien llamó a la metafísica general de Wolff "ontología formal" y la comparó con " ontologías regionales" especiales, como las ontologías de la naturaleza, las matemáticas, la mente, la cultura y la religión.

Diferencia entre ontología y metafísica.


En términos tradicionales, la ontología era considerada una rama de la metafísica, que en ocasiones era conocida con el nombre de "metafísica general" para contrastar con la "metafísica especial", que eran las otras ramas del campo, generalmente racionales, psicología, cosmología racional (filosofía de la naturaleza) y teología racional (filosofía de Dios).

A partir del siglo XX, la metafísica de la noción filosófica de una trascendencia más allá de la experiencia física, admite, asume e intenta descifrar las características esenciales de esta dimensión; no exclusivamente el de las ideas, sino el de lo que hace que las cosas sean lo que son.

La ontología, por otro lado, podría considerarse un área particular de filosofía que es responsable de analizar lo que está relacionado con el ser, con ese "qué es" de las cosas. Parte de la noción parmenídea de la reducción a "ser, es". Estudie un área estrictamente relacionada con lo que hace que las cosas sean, es decir, que pueden describirse como "ser" en una experiencia de existencia.

De donde proviene la ontología


El término ontología fue acuñado por escritores escolásticos en el siglo XVII. Rudolf Goclenius, quien mencionó la palabra en 1636, puede haber sido el primer usuario, pero el término era una moneda latina tan natural y comenzó a aparecer tan regularmente que las disputas sobre la prioridad no tienen sentido. Algunos escritores, como Abraham Calovius, lo usaron indistintamente con metafísica ; otros lo usaron como el nombre de una subdivisión de la metafísica. Johannes Clauberg, acuñado en lugar del término cartesiano ontosophia.

En la época de Jean-Baptiste Duhamel (1624 -1706), la ontología se distinguió claramente de la teología natural. Las otras subdivisiones de la metafísica son la cosmología y la psicología, de las cuales también se distingue la ontología. Por lo tanto, ontología como un término filosófico del arte ya existía cuando fue finalmente canonizado por Christian Wolff (1679-1754) y Alexander Gottlieb Baumgarten (1714 -1762).

La metafísica se centra en la naturaleza de la realidad, este estudio se divide en Ontología, que es el estudio de los principios que componen el universo, y de la metafísica específicamente, estudia los rasgos generales de la realidad. La metafísica permite realizar un análisis acerca del ser y su trascendencia, a través de la realidad, al principio estas cuestiones se dieron respecto al cosmos y el principio del arjé, pero luego fue evolucionando hacia el hombre y su papel como ser en el entorno que le rodea.

Origen del término ontología


El término ontología está formado por dos elementos del léxico griego óntos que significa ser vivo y logía, que hace referencia a logos, remitido a la ciencia o el saber, es decir la ontología estudia los principios que componen el universo.

El problema ontológico


Los problemas ontológicos son argumentos, para la conclusión de que Dios existe, a partir de premisas que se supone que derivan de alguna fuente distinta de la observación del mundo, por ejemplo, solo de la razón. En otras palabras, los argumentos ontológicos son de los que típicamente se alega que no son más que premisas analíticas, principales y necesarias para la conclusión de que Dios existe.

El primer y más conocido problema ontológico fue propuesto por San Anselmo de Canterbury en el siglo XI d.C. En su Proslogion, San Anselmo afirma la existencia de Dios del concepto de un ser que no se puede concebir más grande. San Anselmo razonó que, si tal ser no existe, entonces se puede concebir un ser mayor, es decir, un ser que no se puede concebir y que existe . Pero esto sería absurdo: nada puede ser más grande que un ser que no se puede concebir más grande. Entonces, existe un ser que no se puede concebir más grande, es decir, Dios.


Ejemplos de ontología sencillos.


Primer ejemplo.

Game of Thrones es un raro ejemplo de una historia de fantasía con una ontología muy extraña pero una metafísica y muy realista.

En esta historia, hay dragones, gigantes, zombis y todo tipo de criaturas fantásticas que no existen en el mundo real. Sin embargo, todas estas criaturas se comportan de acuerdo con leyes bastante familiares, lo que le da a la serie un sentimiento más realista.

En ciertos puntos, el programa incluye magia, pero es relativamente raro y siempre parece sorprendente porque, de lo contrario, el programa es hiperrealista.

Debido a la relativa ausencia de magia, se puede decir que el programa tiene una metafísica bastante realista a pesar de su ontología de fantasía.

Segundo ejemplo.

En las películas originales de Star Wars, la Fuerza se presenta como una fuerza semi-mística o mágica, un "campo de energía creado por todos los seres vivos" que parece ir más allá de la ley natural tal como la conocemos.

Pero en las "precuelas", obras literarias, teatrales y cinematográficas, la fuerza se presenta en términos más científicos; prendemos que hay pequeños microorganismos llamados "midiclorianos" que viven en el torrente sanguíneo de los humanos.

Esto marca la diferencia para la ontología del universo de Star Wars porque agrega un nuevo tipo de ser, y también cambia la metafísica porque el universo de Star Wars ahora juega con reglas científicas un poco más familiares.

Qué es la ontología del lenguaje.


Lo que estudia la ontología del lenguaje es la esencia del lenguaje, además de su relación con otras entidades o seres vivos y en especial con el ser humano. Los teóricos afirman que los seres humano son seres lingüísticos, que no solo utilizan el lenguaje sino que éste pasa a través de su existencia, gracias al lenguaje las personas son un tipo muy particular de seres vivientes. No es posible dar cuenta de la existencia de la humanidad sino es a través del lenguaje, por esta razón se pertenecen mutuamente.


La Ontología del lenguaje se refiere a una comprensión genérica, a una explicación de lo que significa ser humano. Y es parte de un movimiento mucho más amplio que da cuenta de los cambios que, desde comienzos de este siglo, están ocurriendo de manera muy rápida en casi todos los campos de la vida humana.

Adicional a lo anterior, esta ontología va más allá de fenómenos meramente individuales, permitiendo desde una posición privilegiada, identificar a las instituciones u organizaciones como modelo lingüísticos, consolidados a través de las prácticas empresariales en redes estables de conversaciones. Y también las prácticas del management y del liderazgo empresarial, como conjuntos de competencias lingüísticas que pueden ser especificadas y aprendidas. Pero el resultado más sorprendente de todo esto es, finalmente, descubrir cómo hasta la productividad de una empresa, la capacidad de acción efectiva de la organización y de los individuos que la conforman se puede definir en sus prácticas lingüísticas.